Bisutería Tibetana Tierra Zen

Te presentamos nuestra bisutería Tibetana:

Nuestros productos son artesanales, las materias primas y el trabajo a mano hacen de cada artículo una pieza única. Por eso dos objetos iguales pueden presentar diferencias de forma y color.

Las malas y rosarios se usan para la recitación de mantras. Pueden tener 108 cuentas, 27 u otro número múltiplo de 3.

Los brazaletes pueden abrirse y cerrarse para adaptarse a la anchura de tu muñeca. Se puede hacer lo mismo con los anillos, para adaptarlos al uso que quieras darle.

Algunos colgantes se presentan con un cordón regulable. En sus extremos hay nudos corredizos, estirando de ellos se adapta el cordón a la longitud deseada.

Si se deshacen los nudos o si no los tienen, tú puedes hacerlos:

Toma la cuerda de la izquierda, anúdala consigo misma alrededor de la cuerda de la derecha. Recuerda: la cuerda anudada rodea y abraza la otra, porque así se podrá deslizar alrededor de ella. Haz lo mismo con el otro cabo.

 

Malas Tibetanos

                                                      Mala de Rudraksha

Rudraksha significa en sánscrito “ojos de Shiva”. Es el nombre que se da a un árbol cuya semilla ha sido utilizada para malas por hinduístas, sikhs y budistas al menos desde el siglo X.

Se dice que ayuda a la excelencia académica al generar un efecto tranquilizante sobre la mente y contribuye al equilibrio emocional. También es utilizado en la medicina tradicional india.

Mala en sánscrito significa “guirnalda de rosas”. Los malas o rosarios se utilizan para la recitación de mantras, o sea, palabras devocionales. Del budismo pasó al islam y de allí se transmitió al cristianismo en tiempos de las cruzadas. Pueden tener 108 cuentas (rosario completo) 27 cuentas o cualquier otro número, normalmente múltiplo de 3.

La meditación o la oración con mantras consiste en repetir palabras y es una forma eficaz de mantenernos en el presente y de calmar “la mente del mono”, que está saltando siempre de un pensamiento a otro. Al aquietar la mente conseguimos silencio y paz.

LOS 8 SÍMBOLOS AUSPICIOSOS

Los símbolos auspiciosos son emblemas de buena suerte del budismo tibetano. Són el jarrón, la sombrilla, los peces dorados, el loto, la caracola blanca, el nudo infinito, el estandarte y la rueda del Dharma.

¿Qué son los 8 simbolos auspiciosos?
El jarrón: para contener las cualidades del cuerpo de Buda y el agua de la inmortalidad.
La sombrilla preciosa: símbolo de protección contra los demonios.
Los peces dorados: denota felicidad y simboliza a los seres salvados del océano de las miserias de la vida y del sufrimiento.
El loto: emblema de la pureza original. Promesa de salvación o Nirvana.
El caracol de concha blanca: representa el sonido del Dharma que puede ser oído en todas direcciones. Simboliza la consolidación de la bondad.
El nudo infinito: este diagrama místico representa el gran nudo eterno de la suerte, de la vida y del amor.
La bandera de la victoria: celebra la victoria sobre la ignorancia.
La rueda del Dharma: la rueda que nos lleva a la perfección.

           

             

 

 

 

 

 

¿Que es Om Mani Padme Hum?

 

 

En budismo tibetano se piensa que recitando el mantra de Chenrezig, Om Mani Padme Hum, ya sea a viva voz o mentalmente para uno mismo, invoca la poderosa y benevolente atención de Chenrezig, la expresión de la compasión de Buda. Se dice que ver el mantra escrito tiene el mismo efecto, por lo que puede encontrarse en lugares donde sea bien visible, incluso grabado en piedras. Lo mismo ocurre haciendo girar la forma escrita del mantra en una rueda de oración, así que existen muchos de estos cilindros con “om mani padme hum” escrito muchísimas veces en su interior, incluso millones. Hay ruedas pequeñas que puedes llevar encima y girar con una mano, y otras tan grandes que necesitan el impulso de varias personas.Según los maestros del budismo tibetano, todo el conjunto de las enseñanzas del Buda está contenido en el mantra Om Mani Padme Hum.

Ahora sí, vamos a ver paso a paso y de forma más ‘técnica’ el poder de Om Mani Padme Hum:

Cada sílaba de Om Mani Padme Hung nos permite cerrar la puerta a renacimientos en alguno de los seis ámbitos que componen la existencia cíclica:

-OM: Cierra la puerta de los renacimientos desde el mundo de los devas.

-MA: Cierra la puerta de los asuras.

-NI: Cierra la puerta de los humanos.

-PAD: Cierra la puerta de los animales.

-ME: Cierra la puerta de los espíritus hambrientos (pretas).

-HUNG: Cierra la puerta del infierno.

Cada sílaba purifica de una forma:

-OM: Purifica el velo del cuerpo.

-MA: Purifica el velo del habla.

-NI: Purifica el velo de la mente.

-PAD: Purifica el velo de las emociones conflictivas.

-ME: Purifica el velo del condicionamiento latente.

-HUNG: Purifica el velo que cubre el conocimiento.

Cada sílaba es por sí misma un mantra:

-OM: Por el cuerpo de los Budas.

-MA: Por la palabra de los Budas.

-NI: Por la mente de los Budas.

-PAD: Por las virtudes de los Budas.

-ME: Por los actos de los Budas.

-HUNG: Por la suma de la gracia del cuerpo, el habla, la mente, la virtud y la actividad de los Budas.

Cada sílaba se corresponde con las seis Paramitas o Perfecciones transcendentales:

-OM: Generosidad.

-MA: Ética.

-NI: Paciencia.

-PAD: Diligencia.

-ME: Concentración.

-HUNG: Sabiduría.

Cada sílaba se relaciona también con los seis Budas:

-OM: Ratnasambhava.

-MA: Amaoghasiddi.

-NI: Vajradhara.

-PAD: Vairocana.

-ME: Amitabha.

-HUNG: Akshobya.

Cada sílaba del mantra purifica un defecto:

-OM: Orgullo.

-MA: Envidia / Deseo de ser entretenido.

-NI: Deseo pasional.

-PAD: Estupidez / Prejuicio.

-ME: Pobreza / Posesividad.

-HUNG: Agresividad / Odio.

Finalmente, cada sílaba está relacionada con las seis sabidurías:

-OM: Sabiduría de la ecuanimidad.

-MA: Sabiduría de la actividad.

-NI: La sabiduría que surge de sí misma.

-PAD: La sabiduría del Dharma.

-ME: La sabiduría de la discriminación.

-HUNG: La sabiduría semejante a un espejo.

El propio Dalai Lama, Su Santidad el Boddhisatva de la Compasión, explica:

“Es muy bueno recitar el mantra Om Mani Padme Hum, pero mientras lo haces debes estar pensando en su significado, porque el significado de las seis sílabas es grande y vasto. La primera está compuesta por tres letras A, U, y M. Estas simbolizan el cuerpo, el habla y la mente impura del practicante; también simbolizan el cuerpo, el habla y la mente puros y exaltados de un buda.¿Pueden el cuerpo, el habla y la mente impura transformarse en el cuerpo, el habla y la mente pura? ¿O están completamente separadas? En todos los casos, los budas fueron seres como nosotros y, entonces, gracias al camino se iluminaron. El budismo no afirma que alguien desde el principio estuviera libre de faltas y poseyera todas las buenas cualidades. La purificación del cuerpo, el habla y la mente llega a través del abandono gradual de los estados impuros y su transformación en lo puro. ¿Cómo se logra esto? El camino se indica en las siguientes cuatro sílabas. Mani significa joya y simboliza los factores del método: la intención altruista de iluminarse, la compasión, y el amor. Así como una joya es capaz de eliminar la pobreza, la mente altruista de la iluminación es capaz de eliminar la pobreza o las dificultades de la existencia cíclica y de la paz solitaria. De igual forma, así como una joya cumple los deseos de los seres sintientes, también la intención altruista de llegar a la iluminación satisface los deseos de los seres sintientes. Las dos sílabas, Padme, que significan loto, simbolizan la sabiduría. Así como un loto crece en el lodo sin ensuciarse con las faltas de éste, la sabiduría es capaz de ponerte en una situación sin contradicciones, donde de cualquier otra forma habría contradicción si no tuvieses sabiduría.

Pulsera mantra Om Mani Padme Hum.

Colgante mantra Om Mani Padme Hum

Anillo con mantra 12 mm

 

 

 

 

Anillo plata y oro con mantra