Ukiyo-e

El término ” Ukiyo-e” proviene del budismo. Se podría traducir como pintura del momento presente. Aludía a las penalidades de la vida y al carácter efímero de la existencia. Este significado fue cambiando a “mundo flotante”, y las obras ilustraban todos los aspectos hermosos de la vida cotidiana. El estilo del Ukiyo-e fue cambiando con el paso del tiempo, ya que las estampas estaban estrechamente vinculadas a la vida de los ciudadanos y a sus gustos.

 Sólo vivimos el instante en que admiramos el esplendor claro de la luna, la nieve, la flor del cerezo y las hojas multicolores del arce.

Gozamos del día excitados por el vino sin que nos desilucione la pobreza, mirándonos fijamente a los ojos. Nos dejamos llevar, como una calabaza arrastrada por la corriente del río, sin perder el ánimo ni por un instante. Esto es lo que se llama el mundo que fluye, el mundo pasajero. Asai Ryoi, 1661